cultivar ajo en casa

Cómo cultivar ajo en casa

Una de las plantas más fáciles de cultivar tanto en el jardín como en maceta es sin duda el ajo: pocos cuidados y pocos cuidados para tener dientes de ajo ecológicos. Lo principal es elegir la especie que mejor se adapte a nuestro clima, plantarla según estas normas y guardarla para que se sequen los bulbillos.

Cuál es el momento adecuado para cultivar ajo

El ajo es una planta anual en cultivo, es decir, completa su ciclo de vida en un año o en una a dos temporadas; el mejor momento para plantar ajo es durante el invierno. Si desea realizar un seguimiento de las fases de la luna, debe enterrar sus dientes durante el período de luna menguante.

¿Qué clima es mejor para el cultivo de ajo en casa?

El ajo es una de esas plantas herbáceas de fácil cultivo, prefiere un clima templado, pero se adapta bien a cualquier contexto, puede sobrevivir largos periodos de sequía e incluso temperaturas negativas. Al ser una planta bulbosa, no tolera el agua estancada, por lo que el suelo debe estar bien drenado y no hay riego abundante.

Cuidados necesarios en el cultivo de ajo

Preparación de terreno para plantar

Antes de cultivar ajo, se recomienda remover la tierra para quitar malezas y piedras, fertilizar la tierra con fertilizante orgánico y luego forrar surcos de 6 a 7 cm de profundidad.

Cómo plantar las semillas

Para asegurar una buena semilla, compre cabezas de ajo en el minorista o en línea, asegúrese de que sean 100 % orgánicos y no contengan retardadores de crecimiento; después de dividirlos en varios segmentos, enterrarlos en el surco; la punta del diente de ajo debe quedar hacia arriba, dejando una distancia de 10 cm entre los diferentes dientes. Cuando haya terminado de plantar los dientes de ajo en las hileras, cúbralos con tierra.

Saber más  Yaca o jackfruit:Cultivo y propiedades
ajo

Quitar las flores

La floración de la planta es un derroche de energía sacada de los bulbos, para acelerar el crecimiento y tener dientes de ajo más grandes es bueno cortar las flores desde el tallo.

Cuánto riego necesita

En la mayoría de los casos, regar el ajo es algo malo, porque siempre hay agua estancada. Por lo tanto, es recomendable intervenir con agua solo en caso de sequía prolongada.

Qué fertilización es la más adecuada

La fertilización adecuada para cultivar ajo en casa depende de varios factores, como el tipo de suelo, el clima, la variedad de ajo y el método de cultivo utilizado. Sin embargo, en general, se recomienda utilizar un fertilizante orgánico de liberación lenta, como el compost o el estiércol, antes de plantar los bulbos de ajo en el suelo.

Durante el crecimiento del ajo, se puede usar un fertilizante líquido balanceado, como un fertilizante para plantas de jardín, cada dos o tres semanas, para promover un crecimiento saludable. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para la aplicación adecuada y evitar sobrealimentar las plantas, lo que puede provocar un crecimiento excesivo de hojas en lugar de bulbos de ajo.

Cuando se debe recolectar el ajo cultivado

Es posible continuar con la cosecha de ajo si la planta comienza a secarse sobre el suelo y luego se vuelve amarilla, esto sucede alrededor de junio-julio. Solo entonces comienza con cuidado (a mano o con azadón) a arrancar las plantas y quitar la tierra adherida al bulbo.

Qué enfermedades y plagas dañan el cultivo de ajo

El cultivo de ajo puede verse afectado por varias enfermedades y plagas que pueden dañar los bulbos y reducir el rendimiento del cultivo. Algunas de las enfermedades y plagas comunes que pueden afectar el cultivo de ajo incluyen:

  1. Moho blanco: es una enfermedad fúngica común que puede causar manchas blancas en las hojas y el bulbo de ajo, lo que lleva a una disminución en la calidad y cantidad del cultivo.
  2. Roya: es una enfermedad fúngica que puede causar manchas amarillas en las hojas y reducir la producción de bulbos.
  3. Fusarium: es una enfermedad fúngica que puede causar marchitamiento y muerte de las plantas de ajo.
  4. Gorgojos: son insectos que pueden atacar los bulbos de ajo y dañarlos, lo que puede reducir el rendimiento del cultivo.
  5. Pulgones: son insectos que pueden chupar la savia de las plantas de ajo y causar la deformación de las hojas y la reducción del rendimiento del cultivo.
  6. Mosca del ajo: es un insecto que deposita sus huevos en el bulbo del ajo, lo que lleva a la formación de larvas que pueden dañar el bulbo y reducir el rendimiento del cultivo.
Saber más  Identificar y combatir el moho en tu jardín

Es importante tomar medidas preventivas para controlar estas enfermedades y plagas, como la rotación de cultivos, la eliminación de plantas infectadas, la aplicación de insecticidas y fungicidas orgánicos, y el uso de variedades de ajo resistentes a enfermedades.

Contenido relacionado: Conoce los beneficios del ajo para la salud.

Cómo cultivar ajos en macetas

El ajo es una planta fácil de cultivar en macetas, y es una excelente opción para aquellos que tienen espacio limitado para cultivar en un jardín. Aquí te dejo algunos pasos a seguir para cultivar ajos en macetas:

  1. Elige una maceta grande y profunda que tenga al menos 20 centímetros de profundidad y 20 centímetros de diámetro.
  2. Llena la maceta con una mezcla de tierra para macetas y compost, asegurándote de que la mezcla esté bien drenada.
  3. Separa los bulbos de ajo en dientes individuales y elige los más grandes y saludables para plantar. No peles la piel del ajo, ya que esto puede dañar el bulbo.
  4. Haz un agujero en la tierra, lo suficientemente profundo para cubrir el diente de ajo completamente.
  5. Planta cada diente de ajo a una distancia de unos 10 centímetros entre sí, con el extremo puntiagudo hacia arriba.
  6. Cúbrelos con tierra y presiona suavemente.
  7. Riega bien la maceta y colócala en un lugar soleado, donde reciba al menos 6 horas de luz solar al día.
  8. Mantén la tierra húmeda, pero no empapada, y evita regar en exceso para evitar el encharcamiento.
  9. Aplica un fertilizante equilibrado cada 2-3 semanas para promover un crecimiento saludable.
  10. Espera a que las hojas comiencen a marchitarse y a ponerse marrones antes de cosechar los bulbos de ajo. Esto suele tardar alrededor de 7-8 meses desde la siembra.
Saber más  Cómo cultivar cilantro en casa

Siguiendo estos pasos, podrás cultivar ajos en macetas y disfrutar de sus beneficios saludables en casa.

Difunde el Amor en las redes sociales

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.